logo

Ministerio de Salud Israelí sabía que los cubrebocas no tenían ‘base científica sólida’ antes de imponer el mandato

Dec 11, 2021

|

2:02 PM

Los documentos publicados bajo la ley de libertad de información revelan que el Ministerio de Salud de Israel impuso una política con el objeto de enviar un mensaje 'educativo' para aumentar la conformidad con COVID

featured post image

Por David Heller

A fines de marzo de 2020, los gobiernos de todo el mundo imponían numerosas restricciones debido al pánico que rodeaba el brote de COVID. Entre esos países se encontraba Israel, que para el 30 de marzo estaba bajo confinamiento y el gobierno estaba considerando implementar un nuevo requisito de usar cubrebocas en todas las áreas públicas. Hasta hace poco, se mantenía al público al margen sobre el fundamento de la decisión de imponer el mandato.

En respuesta a una solicitud de Libertad de Información presentada por el abogado Shiloh Gadi, el gobierno reveló los informes que se hicieron al Equipo para el Tratamiento de Epidemias (que en ultima instancia recomendó un mandato de cubrebocas). Uno de los informes, elaborado por el Prof. Yehuda Carmeli, Director del Centro Nacional para la Prevención de Infecciones y la Resistencia Integrativa a los Antibióticos, mencionó que la opinión en varios países era que los cubrebocas ayudaron a reducir la propagación del virus, pero también afirmó que, “Los estudios sobre el tema son de mala calidad ... no hay una base científica sólida para la nueva política”. También recomendó al Equipo que “proporcione una explicación de por qué se hizo la recomendación y que se asegure de que el público sepa que no hay evidencia de que el usar cubrebocas previene la infección”.

Además de admitir que no hay base científica suficiente para el mandato del cubrebocas, el Equipo fue consciente de que los cubrebocas también pueden tener efectos negativos. “Las personas con problemas cardíacos y pulmonares deben consultar a su médico de cabecera para asegurarse de que no surjan dificultades respiratorias”, fue otra recomendación, y señaló que el público debe “ser consciente de que el daño puede ser mayor que el beneficio”. Esta precaución es quizás la más inquietante de todas, que realmente algunas personas deberían consultar a un médico antes de usar cubrebocas.

Los peligros del uso de cubrebocas no formaban parte de la campaña de relaciones públicas del gobierno, pero se abrieron camino en las regulaciones reales, que eximían del mandato a cualquiera que experimentara “dificultades significativas” con el uso del cubrebocas. Si bien el gobierno no promovió esta exención, un grupo de activistas lanzó una página web para crear conciencia sobre los peligros, la ineficacia del uso del cubrebocas y las condiciones para las exenciones.

El mandato del cubrebocas entró en vigor pocos días después de que se llevaran a cabo estas reuniones en abril de 2020 y permanece vigente hasta el día de hoy (con la excepción de un período de diez días en junio de 2021). No está clara la motivación para implementar el mandato del cubrebocas cuando el gobierno sabía que no tenía una base científica satisfactoria . El propio informe indicó que el mandato podría tener un “efecto psicológico” y que podría transmitir un mensaje “educativo” a la población lo que podría conducir a un mayor cumplimiento de otras restricciones del COVID.

A la luz de las revelaciones sobre lo que el gobierno sabía en los días previos a la implementación del mandato del cubrebocas, ¿pedirán cuentas al gobierno los miembros de la Knesset (parlamento israelí) o los medios, finalmente? ¿Exigirá el público, cuya confianza en el sistema de salud público ha erosionado, que el gobierno retire este mandato que “no tiene una base científica sólida”? El informe mismo planteó esta preocupación a los responsables de la formulación de políticas: “En ausencia de una base profesional o fáctica, el Equipo tendrá dificultades para emitir una recomendación de caminar con cubrebocas”. Aparentemente no.

Respuesta de FOI traducida al inglés

Latest Posts

Most Popular

AFLDS logo

Support the cause

Donations raised will support our efforts to educate the American public and political leaders.