El Comité de Ciudadanos Israelíes publica Conclusión de Acuerdo Provisional: ‘El país entero atrapado en un caos médico-social’

Download PDF

El Comité de Ciudadanos Israelíes publicó esta semana su Conclusión de Acuerdo Provisional que dice “haber descubierto un sinnúmero de anomalías y fallos en los niveles administrativo, ético y legal durante la campaña de vacunación COVID-19 a principios de 2021 en Israel”.

“En este documento”, dice el informe, “nuestro objetivo es presentar y elaborar las características principales de estas anomalías que han provocado graves daños en muchos israelíes a corto plazo, y lamentablemente, posibles daños futuros.

“Parece que todo el país quedó atrapado en un caos médico-social, donde el liderazgo ha permitido que una situación de miedo e incertidumbre se salga de control, e incluso contribuyó a su refuerzo adicional.

“Pero, sobre todo, no podemos ignorar las graves sospechas que hay en común con todos los miembros del comité; que el agravio más grave, el cual condujo al caos y pérdidas, es la forma en la que dos personajes muy poderosos; el primer ministro Benjamin Netanyahu y el director ejecutivo de Pfizer, Dr. Albert Bourla, acordaron una campaña de vacunación masiva en Israel de magnitud e índole sin precedentes.

“Una campaña de vacunación que carece de salvaguardias efectivas para la seguridad pública, que está carente de interés alguno por las personas que puedan resultar perjudicadas por la vacuna y, que presuntamente garantiza abarcar a la población para quienes la seguridad de la vacuna no ha sido comprobada(mujeres embarazadas y sus fetos), y posteriormente a los niños, para quienes la necesidad de vacunarse no está del todo clara, dejando de lado las consideraciones de seguridad.

“A partir de este episodio preciso, donde ambas partes llegaron a un acuerdo sobre la campaña de vacunación, que involucró una gran variedad de delitos éticos y de seguridad, se inició una tragedia desenfrenada que se ha revelado a si misma impulsiva, negligente e imprudente. La campaña de vacunación acordada se refiere a cuestiones de vida o muerte, pero se está llevando a cabo de manera deficiente, irresponsable y agresiva, ocasionando que el plano político tome el control del plano médico y lo adapte a sus necesidades, mientras paraliza todos los sistemas de alarma, disposiciones de vigilancia y los debates científicos públicos.

“Desafortunadamente, la mayor parte del sistema médico colaboró con este proceso no supervisado, comenzando con los rangos más altos y terminando con los médicos de campo – algunos de manera activa, otros guardando silencio por temor a represalias”.

Scroll to Top

Sharing a story can change the world.