Demanda de AFLDS busca revocar de inmediato el uso de emergencia de la vacuna COVID basado en nuevos datos inquietantes sobre mortalidad

Demanda de AFLDS busca revocar de inmediato el uso de emergencia de la vacuna COVID basado en nuevos datos inquietantes sobre mortalidad

Download PDF

America’s Frontline Doctors (AFLDS) presentó ayer una moción solicitando una medida cautelar inmediata en el Tribunal del Distrito Federal de Alabama para detener la Autorización de Uso de Emergencia (EUA) de las inyecciones experimentales de COVID-19 para tres grupos de estadounidenses.

Una fuente experta de AFLDS, dentro del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) declaró que las muertes que ocurren dentro de las 72 horas posteriores a la inyección de COVID-19 no son reportadas significativamente en la base de datos disponible al público de VAERS y mantenida por la Administración Federal de Drogas (FDA). “Esto es impactante”, dijo la fuente, “y el consentimiento informado, que es requerido por la ley, es imposible cuando los datos de seguridad son tan engañosos”. Al 9 de julio, las muertes reportadas en VAERS totalizaron 10.991. De ellos, 4.593 estaban dentro de las 72 horas posteriores a la vacunación. La fuente de los CDC ha proporcionado una declaración jurada de que el número real de muertes es moderadamente cinco veces mayor, lo que significa que, a partir del reporte, nos estamos acercando al menos a 55,000 muertes relacionadas con la vacuna.

La demanda de AFLDS busca detener de inmediato cualquier uso adicional de las vacunas experimentales COVID para los siguientes tres grupos:

Grupo (1): Jóvenes de 18 años o menos. Los niños tienen un riesgo estadístico del 0% de muerte por COVID-19. Por el contrario, estudios especializados muestran que el número de muertos por las vacunas asciende a decenas de miles y los heridos a cientos de miles. La Directora de Comunicaciones de AFLDS, Dra. Teryn Clarke, dijo: “Los niños son un tercio de nuestra población y todo nuestro futuro. Los niños nunca son el experimento “.

Grupo (2): Todos aquellos que ya se han recuperado del COVID-19. La inmunidad natural es superior a la inmunidad manufacturada. Además, las vacunas pueden desencadenar una respuesta hiperinmune peligrosa y mortal en personas con inmunidad.

Grupo (3): Cada estadounidense que aún no ha recibido el consentimiento informado, según lo define la Ley Federal. Es ilegal e inconstitucional administrar agentes experimentales a personas que no pueden tomar una decisión informada sobre los verdaderos beneficios y riesgos de las vacunas. Deben tener la edad o la capacidad para tomar decisiones informadas, y se les debe proporcionar toda la información de riesgo/beneficio necesaria para tomar una decisión informada.

Una de las demandantes nombradas, Deborah Sobczak, madre de jovenes de 15 y 17 años, dijo: “Mi hijo no será objeto de un experimento. ¿Qué tipo de monstruos estamos permitiendo que nos controlen? Los niños perfectamente sanos han desarrollado inflamación del corazón, hemorragia cerebral e incluso han muerto. Es suficiente. No sacrificare a mi hijo para que una compañía farmacéutica pueda experimentar con ellos. Esta locura tiene que parar.”

El director legal de AFLDS Ali Shultz, JD, dijo: “Preservar las libertades de los estadounidenses otorgadas por Dios y protegidas constitucionalmente , incluida la capacidad de libre expresión de un médico para brindar información honesta a un paciente, de modo que el paciente (o los padres del paciente menor) puedan decidir si dar su consentimiento o no, es la misión de AFLDS “.

Scroll to Top

Sharing a story can change the world.